EL NIÑO OSCILACIÓN DEL SUR

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR

DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA
09 de mayo de 2024
Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño /Vigilancia de La Niña
Sinopsis: Una transición de El Niño a ENSO-neutral es posible el próximo mes. La Niña pudiera
desarrollarse en junio-agosto (49% de probabilidad) o julio-septiembre (69% de probabilidad).
Durante abril de 2024, las temperaturas ecuatoriales de la superficie del océano (SST, por sus siglas
en inglés) bajo el promedio se desplazaron en regiones pequeñas del este del Océano Pacífico ecuatorial
. Los valores más recientes semanales de índice de Niño permanecieron entre +0.5C y +0.8C en
todas las regiones, excepto para Niño-3 que estaba en +0.3C (. Las temperaturas en la subsuperficie
del mar se mantuvieron estables durante el mes, con anomalías negativas extendiéndose desde la Línea del Cambio de Fecha hacia el este del Océano Pacífico.
Las anomalías en los vientos en los niveles bajos estuvieron del este sobre el oeste del Pacífico ecuatorial,
mientras que los vientos en los niveles altos estuvieron cerca del promedio. La convección estuvo cerca del promedio en general a través del Océano Pacífico ecuatorial e Indonesia. Colectivamente, el
sistema acoplado océano-atmósfera reflejó una continuación de debilitamiento de El Niño y transición
hacia ENSO-neutral.
Los pronósticos más recientes de IRI favorecen una transición inminente hacia el ENSO-neutral
con La Niña desarrollándose durante julio-septiembre 2024 y luego persistiendo hasta el invierno del
Hemisferio Norte. El equipo de pronosticadores continúa favoreciendo la guía dinámica de
modelos, lo que sugiere que La Niña pudiera formarse tan temprano como junio-agosto 2024, con mayor
confianza en La Niña durante las próximas temporadas. La Niña generalmente tiende a seguir eventos
fuertes de El Niño, lo que también provee confianza en la guía de modelo favoreciendo La Niña. En
resumen, una transición de El Niño a ENSO-neutral es probable en el próximo mes. La Niña pudiera
desarrollarse en junio-agosto 2024 (49% de probabilidad) o julio-septiembre (69% de probabilidad)

FIN.

emitida por el CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

11 de abril de 2024

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño /Vigilancia de La Niña

Sinopsis:  Una transición de El Niño a ENSO-neutral es posible para abril-junio de 2024 (85% de probabilidad), con una probabilidad de que se desarrolle La Niña para junio-agosto 2024 (60% de probabilidad).

Durante marzo de 2024, las anomalías en las temperaturas de la superficie del océano (SST, por sus siglas en inglés) continuaron debilitándose a través de la mayoría del Océano Pacífico ecuatorial. Las anomalías en las SSTs fueron más frescas en el extremo este del Océano Pacífico, con los valores más recientes semanales entre Niño-1+2 a -0.1°C . Los valores semanales de los índices de las SST en las otras regiones de El Niño estuvieron entre los +0.9°C y +1.2°C. Las temperaturas de la subsuperficie bajo el promedio se fortalecieron (índice en área promediada en, reflejando la expansión de las anomalías negativas en la subsuperficie asociadas a un afloramiento de onda Kelvin . Las anomalías en los vientos en los niveles bajos estuvieron del este sobre el oeste central del Pacífico, mientras que las anomalías en los vientos en los niveles altos estuvieron mayormente cerca del promedio. La convección ecuatorial estuvo levemente suprimida cerca de la Línea de Cambio de Fecha y estuvo cerca del promedio alrededor de Indonesia. Colectivamente, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó un debilitamiento de El Niño.

Los pronósticos más recientes de IRI indican una transición hacia el ENSO-neutral durante la primavera 2024, con La Niña potencialmente desarrollándose durante el verano 2024. El equipo de pronosticadores continúa favoreciendo la guía dinámica de modelos, lo que es levemente más acertado que los modelos estadísticos durante esta época del año. La Niña tiende a seguir eventos fuertes de El Niño, lo cual también provee confianza adicional en las guías modelos favoreciendo a La Niña. En resumen, transición de El Niño a ENSO-neutral es probable para abril-junio (85% de probabilidad), con aumento en probabilidad de que se desarrolle La Niña para junio-agosto 2024 (60% de probabilidad.

FIN

emitida por el CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

14 de marzo de 2024

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño /Vigilancia de La Niña

Sinopsis:  Una transición de El Niño a ENSO-neutral es favorable para abril-junio de 2024 (83% de probabilidad), con una probabilidad en aumento de que se desarrolle La Niña para junio-agosto 2024 (62% de probabilidad).

Durante febrero 2024, las anomalías en las temperaturas de la superficie del océano (SST, por sus siglas en inglés) continuaron debilitándose a través de la mayoría del Océano Pacífico ecuatorial. En la pasada semana, las SSTs bajo promedio surgieron en una región pequeña del este ecuatorial del Océano Pacífico. Los índices semanales de El Niño se debilitaron pero permanecieron positivos, con los valores más recientes en el Niño-3.4, colocándose en 1.4°C.  Las anomalías en las temperaturas de la sub-superficie en un área promediada fueron levemente negativas, reflejando las consecuencias en un afloramiento de onda Kelvin y las temperaturas asociadas bajo el promedio a través del Océano Pacífico ecuatorial. Los vientos en los niveles bajos estuvieron cerca del promedio sobre la mayor parte del Pacífico ecuatorial, mientras que las anomalías en los vientos en los niveles altos estuvieron del este sobre el este-central del Pacífico. La convección aumentó cerca de la Línea de Cambio de Fecha y estuvo suprimida cerca de Indonesia . Colectivamente, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó un debilitamiento de El Niño.

Los pronósticos más recientes de IRI indican una transición hacia el ENSO-neutral durante primavera 2024, con La Niña potencialmente desarrollándose durante el verano 2024. Aunque los diferentes tipos de modelo sugieren que se desarrollará La Niña, el equipo de pronosticadores favorece la guía dinámica de modelos, la cual es más acertada para los pronósticos hechos durante esta época del año. Aunque los pronósticos hechos durante la temporada de primavera tienden a ser menos confiables, existe una tendencia histórica para que La Niña siga tras eventos fuertes de El Niño. En resumen, una transición de El Niño a ENSO-neutral es probable para abril-junio (83% de probabilidad), con aumento en probabilidad de que se desarrolle La Niña para junio-agosto 2024 (62% de probabilidad.

Fin ……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

8 de febrero de 2024

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño /Vigilancia de La Niña

Sinopsis:  Una transición de El Niño a ENSO-neutral es favorable para abril-junio de 2024 (79% de probabilidad), con una probabilidad en aumento de que se desarrolle La Niña para Junio-Agosto 2024 (55% de probabilidad).

Durante enero 2024, las temperaturas de la superficie del océano (SST, por sus siglas en inglés) sobre el promedio continuaron a través de la mayoría del Océano Pacífico ecuatorial. Las SSTs se debilitaron levemente en el este y este-centro del Pacífico, como es indicado por los índices semanales del Niño. Sin embargo, los cambios no fueron pronunciados bajo la superficie del Océano Pacífico ecuatorial, con anomalías de temperatura subsuperficie promediadas regresando a cerca de cero. Aunque las temperaturas por encima del promedio persistieron en los 100 metros superiores en el Pacífico ecuatorial, temperaturas por debajo del promedio fueron extensas a profundidades mayores. Las anomalías atmosféricas a través del Pacífico ecuatorial también se debilitaron durante enero. Los vientos en los niveles bajos estuvieron cerca del promedio sobre el Pacífico ecuatorial, mientras que las anomalías en los vientos en los niveles altos fueron del este sobre el Pacífico este-central. La convección permaneció un poco aumentada cerca de la Línea de Cambio de Tiempo y estuvo cerca del promedio a alrededor de Indonesia. Colectivamente, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó un El Niño debilitándose.

Los pronósticos más recientes de IRI indican una transición hacia el ENSO-neutral durante primavera 2024, con La Niña potencialmente desarrollándose durante el verano 2024. Aunque los pronósticos hechos durante la primavera tienden a ser menos confiables, hay una tendencia histórica a que La Niña siga los eventos fuertes de El Niño. El equipo de pronosticadores está en acuerdo con los modelos más recientes, con alguna incertidumbre en el periodo en que ocurra la transición a ENSO-neutral, seguido de esto, La Niña. Aunque El Niño actual se debilite, los impactos en los Estados Unidos pudieran persistir hasta abril 2024 (consulte la Perspectiva de temporada de CPC para las probabilidades de temperatura y precipitación). En resumen, se espera transición de El Niño a ENSO-neutral es probable para abril-junio (79% de probabilidad), con aumento en probabilidad de que se desarrolle La Niña para junio-agosto 2024 (55% de probabilidad. Esta discusión es un esfuerzo consolidado de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), el Servicio Nacional de Meteorología de NOAA y sus instituciones afiliadas.

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

11 de enero de 2024

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño

Sinopsis:  Se anticipa que El Niño continúe durante las próximas temporadas, con un ENSO-neutral favorecido durante abril-junio de 2024 (probabilidad de 73%).

Las temperaturas de la superficie del océano (SST, por sus siglas en inglés) sobre el promedio persistieron en el Océano Pacífico ecuatorial, observándose las anomalías más altas en el centro y centro-este del Pacífico. Los valores semanales más recientes de índices de El Niño se mantuvieron en +1.4ºC en El Niño-4, +1.9ºC en El Niño-3.4 y +2.0ºC en El Niño-3, mientras que El Niño-1+2 se debilitó a +1.0ºC. Las anomalías positivas en las temperaturas de la subsuperficie en un área promediada disminuyeron en diciembre, reflejando el fortalecimiento y la expansión hacia el este de las temperaturas de la subsuperficie por debajo del promedio en el oeste del Pacífico. Sobre el centro-este del Océano Pacifico, las anomalías en los vientos en los niveles bajos fueron del oeste. La convección/lluvia permaneció aumentada alrededor de la Línea Internacional de Cambio de Fecha y suprimida cerca de Indonesia. El Índice de Oscilación del Sur (SOI, por sus siglas en inglés) ecuatorial y el SOI basado en estaciones estuvieron negativos. En conjunto, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó un El Niño fuerte y maduro.

Los pronósticos más recientes de IRI indican que El Niño se debilitará gradualmente y luego pasará a ENSO-neutral durante la primavera de 2024. Algunos modelos climáticos dinámicos de última generación sugieren una transición a ENSO-neutral tan pronto como marzo-mayo de 2024. Sin embargo, el equipo de pronóstico retrasa y favorece firmemente una transición a ENSO-neutral en abril-junio de 2024. También están aumentando las probabilidades de que se produzca La Niña en las estaciones posteriores a un cambio a ENSO-neutral. Es típico que El Niño alcance su punto máximo en diciembre o principios de enero, pero a pesar de debilitarse, sus impactos en Estados Unidos podrían durar hasta abril (consulte la Perspectiva de temporada de CPC para las probabilidades de temperatura y precipitación). En resumen, se espera que El Niño continúe durante las próximas temporadas, con un ENSO-neutral favorecido durante abril-junio de 2024 (73% de probabilidad.

FIN

DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA emitida por el

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR (ENSO, por sus siglas en inglés)

14 de diciembre de 2023

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño

Sinopsis:  Se anticipa que El Niño continúe durante el invierno del hemisferio norte, con una transición a ENSO-neutral durante abril-junio 2024 (probabilidad de 60%).

Las temperaturas de la superficie del océano (SST, por sus siglas en inglés) estuvieron sobre el promedio a través del Océano Pacífico ecuatorial, aumentando en el centro y este-central del Pacífico durante el mes de noviembre. El crecimiento en las anomalías de las SST, sin embargo, disminuyeron temprano en diciembre, con los valores semanales más recientes de índices de El Niño de +1.4ºC en el Niño-4, +1.9ºC en Niño-3.4, +2.0ºC en Niño-3, y +1.3ºC en Niño-1+2. Las anomalías en las temperaturas de la subsuperficie en un área promediada aumentaron significativamente durante el mes de noviembre, reflejando el fortalecimiento de las temperaturas sobre el promedio de la subsuperficie en el centro y el este del Pacífico asociados al hundimiento de la onda Kelvin oceánica. Las anomalías en los vientos en los niveles bajos fueron del oeste en el Pacífico central y este, mientras que las anomalías en los vientos en los niveles altos fueron del este en el Pacífico. La convección/lluvia permaneció aumentada alrededor de la Línea Internacional de Cambio de Fecha y suprimida cerca de Indonesia. El Índice de Oscilación del Sur (SOI, por sus siglas en inglés) ecuatorial y el SOI basado en estaciones estuvieron negativos. En conjunto, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó un El Niño en crecimiento.

Los pronósticos más recientes de IRI indican que El Niño continuará hasta el invierno del hemisferio norte de 2023-24. Basado en los pronósticos más recientes, existe una probabilidad de 54% de un El Niño “históricamente fuerte” (³ 2.0°C en Niño-3.4) durante la temporada de noviembre-enero.  Un evento de esta intensidad pudiera potencialmente estar dentro de los 5 eventos más altos desde el 1950. Aunque eventos más fuertes de El Niño aumentan la probabilidad de anomalías climáticas relacionadas con El Niño, no necesariamente equivale a impactos fuertes localmente (refiérase a la Perspectiva de temporada de CPC para las probabilidades de temperatura y precipitación). En resumen, se anticipa que El Niño continúe durante el invierno del hemisferio norte, con una transición a ENSO-neutral favorecida durante abril-junio 2024 (con una probabilidad de 60.

FIN

9 de noviembre de 2023

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño

Sinopsis:  Se anticipa que El Niño continúe durante la primavera del hemisferio norte (con una probabilidad de 62% durante abril-junio de 2024).

Las temperaturas de la superficie del océano (SST, por sus siglas en inglés) a través del Océano Pacífico ecuatorial fueron indicativas de un El Niño fuerte, con anomalías positivas aumentando en el centro y este central del Pacífico en el mes pasado. Los índices semanales más recientes de El Niño fueron de +1.4ºC en el Niño-4, +1.8ºC en el Niño-3.4, +2.1ºC Niño-3 y de +2.2ºC en el Niño1+2 . Las anomalías en las temperaturas de la subsuperficie en un área promediada aumentaron levemente, asociadas con el comienzo del hundimiento de la onda Kelvin oceánica. Las anomalías en los vientos en los niveles bajos fueron del oeste en el Pacífico central este, mientras que las anomalías en los vientos en los niveles altos fueron del este en el Pacífico oeste y central. La convección/lluvia estuvo aumentada alrededor de la Línea Internacional de Cambio de Fecha, extendiéndose hacia el este del Pacífico. La convección/lluvia suprimida se fortaleció cerca de Indonesia. El Índice de Oscilación del Sur (SOI, por sus siglas en inglés) ecuatorial y el SOI basado en estaciones permanecieron negativos. En conjunto, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó un El Niño en crecimiento.

Los pronósticos de IRI más recientes indican que El Niño continuará hasta la primavera del hemisferio norte de 2024. Basado en los pronósticos más recientes, existe una una probabilidad mayor a 55% de al menos un El Niño “fuerte” (³1.5°C para el promedio de temporada en el Niño-3.4) persistiendo hasta enero-marzo 2024. Existe una probabilidad de 35% de que este evento se convierta “históricamente fuerte” (³ 2.0°C) para la temporada de noviembre-enero.  Eventos más fuertes de El Niño aumentan la probabilidad de anomalías climáticas relacionadas con El Niño, pero no necesariamente equivale a impactos fuertes localmente (refiérase a la Perspectiva de temporada de CPC para las probabilidades de temperatura y precipitación). En resumen, se anticipa que El Niño continúe durante la primavera del hemisferio norte (con una probabilidad de 62% durante abril-junio 2024.

                   

12 de octubre de 2023

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño

Sinopsis:  Se anticipa que El Niño continúe durante la primavera del hemisferio norte (con una probabilidad de 80% durante marzo-mayo de 2024).

En septiembre, las temperaturas de la superficie del océano (SST, por sus siglas en inglés) estuvieron por encima del promedio aunque las anomalías positivas se debilitaron en el este del Pacífico. Todos los índices semanales recientes de El Niño permanecieron en exceso de +1.0ºC: Niño-4 fue de +1.2ºC, Niño-3.4 fue de +1.5ºC, Niño-3 fue de +1.9ºC, y Niño1+2 fue de +2.6ºC. Las anomalías en las temperaturas de la subsuperficie en un área promediada disminuyeron, pero permanecieron sobre el promedio, consistente con las temperaturas elevadas en la subsuperficie a través del centro y este del Océano Pacífico ecuatorial. Las anomalías atmosféricas tropicales fueron consistentes con El Niño. En áreas del centro del Pacífico, los vientos en los niveles bajos presentaron anomalías del oeste, mientras que los vientos en los niveles altos presentaron anomalías del este. La convección aumentó alrededor de la Línea Internacional de Cambio de Fecha, extendiéndose hacia el este del Pacífico, justo al norte del ecuador. La convección fue suprimida cerca de Indonesia. El Índice de Oscilación del Sur (SOI, por sus siglas en inglés) ecuatorial y el SOI tradicional basado en estaciones fueron significativamente negativos. En conjunto, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó El Niño.

Los pronósticos de IRI más recientes indican que El Niño continuará hasta la primavera del hemisferio norte de 2024. Además, considerando observaciones recientes y NMME, el equipo favorece un evento “fuerte” con una probabilidad de 75-85% entre noviembre-enero (³1.5°C para el promedio de temporada en el Niño-3.4). Existe una probabilidad de 3 en 10 de un evento “históricamente fuerte” que competiría con los años 2015-16 y 1997-98 (promedio de temporada ³ 2.0°C).  Eventos más fuertes de El Niño incrementan la probabilidad de anomalías climáticas relacionadas con El Niño, pero no necesariamente equivale a impactos fuertes localmente. Considere consultar la Perspectiva de temporada de CPC para las probabilidades de temperatura y precipitación de las próximas temporadas. En resumen, se anticipa que El Niño continúe durante la primavera del hemisferio norte (con una probabilidad de 80% durante marzo-mayo 2024.

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR

emitida por el CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

14 de septiembre de 2023

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño

Sinopsis:  Se anticipa que El Niño continúe durante el invierno del hemisferio norte (con una probabilidad de sobre 95% hasta enero-marzo 2024).

En agosto, las temperaturas de la superficie del océano (SST, por sus siglas en inglés) estuvieron por encima del promedio en todo el Océano Pacífico ecuatorial, con un fortalecimiento en el centro y centro-este del Pacífico. Todos los índices semanales recientes de El Niño superaron los +1.0ºC: Niño-4 fue +1.1ºC, Niño-3.4 fue +1.6ºC, Niño-3 fue +2.2ºC y Niño1+2 fue +2.9ºC. Las anomalías en las temperaturas de la subsuperficie en un área promediada aumentaron en comparación con julio en asociación con un calentamiento anómalo en el centro y el este del Océano Pacífico ecuatorial. Las anomalías atmosféricas tropicales también fueron consistentes con El Niño. Sobre el centro-este del Pacífico, los vientos en los niveles bajos presentaron anomalías del oeste, mientras que los vientos en los niveles altos presentaron anomalías del este. La convección aumentó ligeramente alrededor de la línea internacional de cambio de fecha, extendiéndose hacia el este del Pacífico, justo al norte del ecuador. La convección fue mayormente suprimida alrededor de Indonesia. El Índice de Oscilación del Sur (SOI, por sus siglas en inglés) ecuatorial y el SOI tradicional basado en estaciones fueron significativamente negativos. En conjunto, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó El Niño.

Los pronósticos de IRI más recientes indican que El Niño persistirá durante el invierno del hemisferio norte de 2023-24. A pesar de tener casi la misma amplitud media de los pronósticos que el mes pasado, la anticipación del pronóstico a corto plazo significa que las probabilidades de al menos un evento de El Niño “fuerte” (³1.5°C para el promedio de temporada de noviembre-enero del Niño-3.4) han aumentado al 71%. Sin embargo, un El Niño fuerte no necesariamente equivale a impactos fuertes localmente, con las probabilidades de que se produzcan anomalías climáticas relacionadas usualmente más bajas que la probabilidad de El Niño mismo (por ejemplo, Perspectiva de temporada de CPC). En resumen, se anticipa que El Niño continúe durante el invierno del hemisferio norte (con una probabilidad de sobre 95% hasta enero-marzo 2024.

FIN

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR
DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA
emitida por el
CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS
10 de agosto de 2023
Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño
Sinopsis: Se anticipa que continúe El Niño durante el invierno del hemisferio norte (con
una probabilidad mayor a 95% hasta diciembre 2023-febrero 2024).
En julio, El Niño continuó como fue indicado por las temperaturas de la superficie del
mar (SST, por sus siglas en inglés) por encima del promedio en el Océano Pacífico ecuatorial. Casi todos los índices semanales de El Niño en el centro y este del Pacífico estuvieron
en o por encima de +1.0ºC: Niño-3.4 fue +1.1ºC, Niño-3 fue +1.8ºC y Niño1+2 fue +3.4ºC. Las anomalías de las temperaturas de la subsuperficie en un área promediada disminuyeron
en comparación con junio, pero permanecieron positivas en asociación con
calentamiento anómalo a través del Océano Pacífico ecuatorial. Las anomalías
atmosféricas tropicales también fueron consistentes con El Niño. Comenzando a mediados de
julio, los vientos en los niveles bajos estuvieron del oeste sobre el oeste del Pacífico ecuatorial,
con las anomalías del este prevaleciendo sobre el este del Pacífico. La convección se mantuvo
aumentada alrededor de la línea internacional de cambio de fecha y suprimida débilmente cerca
de Indonesia. El Índice de Oscilación del Sur (SOI, por sus siglas en inglés) ecuatorial y
el SOI tradicional fueron ambos negativos. Colectivamente, el sistema acoplado océanoatmósfera reflejó El Niño.
Los pronósticos de IRI más recientes indican que El Niño persistirá durante el invierno
del hemisferio norte de 2023-24. Debido a los eventos recientes, los pronosticadores
están más confiados en un evento “fuerte” de El Niño, con probabilidad aproximada de 2 en 3
del evento alcanzando o excediendo 1.5ºC para el promedio de temporada de noviembre-enero
del Niño-3.4. Nótese que un El Niño fuerte no necesariamente significa impactos fuertes
localmente de El Niño, con las probabilidades de anomalías climáticas relacionadas usualmente
más bajas que la probabilidad en sí de El Niño (ej., Perspectiva de temporada de CPC ). En
resumen, se anticipa que El Niño continúe durante el invierno del hemisferio norte (con
probabilidad mayor a 95% hasta diciembre 2023-febrero 2024.

FIN

13 de julio de 2023
 CENTRO DE PREDICCIONES CLIMATICAS/NCEP/NWS
Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño
En junio, un El Niño débil se asoció con temperaturas de la superficie del mar (SST, por sus siglas en inglés) por encima del promedio en el Océano Pacífico ecuatorial. Casi todos los índices semanales de El Niño estuvieron en o por encima de +1.0ºC: Niño-3.4 fue +1.0ºC, Niño-3 fue +1.5ºC y Niño1+2 fue +3.3ºC . Las anomalías de las temperaturas de la subsuperficie en un área promediada aumentaron en comparación con mayo , con anomalías positivas por debajo de la superficie del Océano Pacífico ecuatorial . En contraste, las anomalías atmosféricas tropicales fueron más débiles en comparación con las anomalías oceánicas. Para el promedio mensual de junio, los vientos en los niveles bajos estuvieron cerca del promedio en la mayor parte del Pacífico ecuatorial. Las anomalías de los vientos en los niveles altos estuvieron del este sobre el oeste del Pacífico y del oeste sobre el este del Pacífico. La convección y la lluvia aumentaron alrededor de la línea internacional de cambio de fecha y se suprimieron débilmente cerca de Indonesia. El SOI ecuatorial se mantuvo negativo (0.5 desviaciones estándar por debajo del promedio), mientras que el SOI tradicional basado en estaciones estuvo cerca de cero. Colectivamente, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó un El Niño débil.
Los pronosticos de IRI más recientes indican que El Niño persistirá durante el invierno del hemisferio norte de 2023-24 . Los pronosticadores favorecen el crecimiento continuo de El Niño durante el otoño, alcanzando su punto máximo este invierno con una intensidad de moderada a fuerte (81% de probabilidad de Niño-3.4 ³ 1.0ºC en noviembre-enero). Un evento que se vuelve “históricamente fuerte” (Niño-3.4 ³ 2.0ºC promedio estacional), compitiendo con los inviernos de 1997-98 o 2015-16, tiene una probabilidad de aproximadamente de 1 en 5. En resumen, existe una probabilidad de sobre 90% de que El Niño continúe durante el invierno del hemisferio norte.
Esta discusión es un esfuerzo consolidado de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), el Servicio Nacional de Meteorología de NOAA y sus instituciones afiliadas.



fin.

08 de junio 2023. Advertencia de El Niño.

Sinopsis:  Las condiciones de El Niño están presentes y se espera que se fortalezcan gradualmente hasta el invierno del hemisferio norte 2023-24.En mayo, surgieron condiciones débiles de El Niño a medida que las temperaturas de la superficie del mar (SST, por sus siglas en inglés) sobre el promedio se fortalecieron a través del Océano Pacífico ecuatorial. Todos los índices semanales del Niño más recientes estaban por encima de +0.5°C: Niño-3.4 fue de +0.8°C, Niño-3 fue +1.1°C y Niño1+2 fue +2.3°C. Las anomalías en la subsuperficie en un área promediada fueron positivas, reflejando la continuación de anomalías cálidas extensas bajo la superficie del Océano Pacífico ecuatorial. Para el promedio de mayo, las anomalías en los vientos de los niveles bajos estuvieron del oeste sobre el oeste del Océano Pacífico ecuatorial, mientras que las anomalías en los vientos en los niveles altos estuvieron del oeste sobre el este del Pacífico ecuatorial. La convección estuvo aumentada sobre el ecuador y suprimida sobre Indonesia. Tanto el SOI ecuatorial como el SOI tradicional estuvieron significativamente negativos. Colectivamente, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejaron el surgimiento de condiciones de El Niño.Los pronósticos IRI más recientes indican la continuación de El Niño se forme durante el invierno del hemisferio norte 2023-24. La confianza en la ocurrencia de El Niño aumenta hasta el otoño, reflejando la expectativa de que el índice estacional de El Niño 3.4 continuará aumentando. Otra onda Kelvin en hundimiento está emergiendo sobre el Océano Pacífico oeste y se pronostica que las anomalías en los vientos del oeste se repitan sobre el oeste del Pacífico. En su punto máximo, la probabilidad de un El Niño fuerte son casi iguales a las del mes pasado, con 84% de probabilidad de exceder intensidad moderada (Niño-3.4 ≥ 1.0°C). En resumen, las condiciones de El Niño están presentes y se espera que se fortalezca gradualmente hasta el invierno del hemisferio norte 2023-24.Esta discusión es un esfuerzo consolidado de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), el Servicio Nacional de Meteorología de NOAA y sus instituciones afiliadas.

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

11 de mayo de 2023

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Vigilancia de El Niño

Sinopsis: Se espera transición de ENSO-neutral en los próximos días, con probabilidad mayor de 90% de El Niño persistiendo hasta el invierno del Hemisferio Norte.

            Durante el mes de abril, las temperaturas de la superficie del mar (SST, por sus siglas en inglés) sobre el promedio se expandieron levemente hacia el oeste hasta el este-central del Océano Pacífico ecuatorial . El valor del índice semanal más reciente del Niño-3.4 fue de +0.4ºC, con las regiones más al este del Niño-3 y Niño1+2 a +0.8ºC y +2.7ºC, respectivamente. Las anomalías en la subsuperficie en un área promediada continuaron aumentando, reflejando anomalías positivas extensas en la temperatura bajo la superficie del Océano Pacífico ecuatorial. Las anomalías en los vientos de los niveles bajos estuvieron del oeste a mediados de abril antes de cambiar del este nuevamente a finales del mes. Las anomalías en los vientos de los niveles altos estuvieron del oeste a través de la mayor parte del Océano Pacífico. Se observó convección suprimida sobre partes de Indonesia y las anomalías se debilitaron cerca de la Línea de Cambio de Fecha. Aunque permanece el calentamiento cerca de las costas de América del Sur, el sistema entre la cuenca y el océano-atmósfera permaneció consistente con ENSO-neutral.

Los pronósticos IRI más recientes indican que es probable que El Niño se forme durante la temporada de mayo-julio y que persista hasta el invierno. La combinación del tercer evento pronosticado de vientos del oeste a mediados-tarde mayo, y niveles altos de contenido calórico sobre el promedio, significa que potencialmente ocurrirá El Niño significativo. Aunque se espera al menos un El Niño débil, el rango de posibilidades a finales del año (noviembre-enero) incluyen un 80% de probabilidad de al menos El Niño moderado (Niño-3.4 ³ 1.0°C) a ~55% de probabilidad de El Niño fuerte (Niño-3.4 ³ 1.5°C). Aún es possible que la atmósfera tropical no se combine con el océano, y El Niño no logre materializarse (5-10% de probabilidad). En resumen, se espera una transición desde ENSO-neutral en los próximos meses, con una probabilidad mayor de 90% de El Niño persistiendo hasta el invierno del Hemisferio Norte.

fin

 13 de abril de 2023

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Vigilancia de El Niño

Sinopsis: Se espera que continúen condiciones de ENSO-neutral durante la primavera del Hemisferio Norte, seguidas por una probabilidad de 62% de El Niño desarrollándose durante mayo-julio 2023.

            Durante el pasado mes, las temperaturas por debajo del promedio de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) se tornaron más prominentes en el oeste y extremo este ecuatorial del Océano Pacífico. El valor del índice semanal más reciente del Niño-3.4 fue de 0.0ºC, pero el valor del índice del Niño 1+2 fue de +2.7ºC, indicando calentamiento significativo a lo largo de la costa suramericana. En el pasado mes, el área promediada de temperaturas de subsuperficie aumentó, reflejando el dominio de temperaturas sobre el promedio de la subsuperficie a través del Océano Pacífico ecuatorial.  Para el promedio mensual, los vientos del oeste en los niveles altos y bajos estuvieron cerca de lo normal a través de la mayor parte del Océano Pacífico ecuatorial. Sin embargo, las anomalías de los vientos del oeste en los niveles bajos fueron evidentes en la primera mitad de marzo asociadas con la actividad de antes de la temporada. Convección suprimida fue evidente sobre el Pacífico tropical central y sobre partes de Indonesia . Mientras el calentamiento afectaba cerca de la costa de América Central, la cuenca se unió al sistema océano-atmósfera consistente con ENSO-neutral.

Los pronósticos IRI más recientes favorecen la transición a El Niño comenzando junio-agosto 2023 y persistiendo hasta el invierno. Aunque la baja confianza de los pronósticos durante la primavera puede resultar en sorpresas, la onda oceánica Kelvin reciente más las anomalías recurrentes de los vientos del oeste se anticipa que calentarán aún más el Océano Pacífico tropical. El calentamiento costero en el este del Pacífico pudiera indicar cambio a través de la cuenca del Pacífico. Por lo tanto, una Vigilancia de El Niño ha sido emitida y el rango de posibilidades hacia finales del año incluyen un El Niño fuerte (probabilidad de 4 en 10 de Niño-3.4 ³ 1.5°C) a no presencia de condiciones de El Niño (probabilidad de 1 en 10). En resumen, se espera que las condiciones de ENSO-neutral continúen durante la primavera del Hemisferio Norte, seguido por una probabilidad de 62% de El Niño desarrollándose durante mayo-julio 2023.

    fin

9 de marzo de 2023

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia Final de La Niña

Sinopsis: La Niña ha culminado y se espera que las condiciones de ENSO-neutral continúen durante la primavera y temprano en el verano 2023.

            Durante febrero 2023, las temperaturas por debajo del promedio de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) se debilitaron y actualmente solo persisten sobre el Océano Pacífico central. El valor del índice semanal del Niño-3.4 fue de -0.2ºC. En contraste con el Pacífico central, las SSTs en partes del este del Océano Pacífico estuvieron significativamente por encima del promedio, con el valor más reciente del índice Niño-1+2 en +1.1ºC. En el pasado mes, el área promediada de temperaturas de subsuperficie se tornó levemente por encima del promedio, con anomalías de temperatura positivas surgiendo en el Pacífico, aunque permaneciendo a profundidad en su mayoría. Las anomalías en las circulaciones atmosféricas a través del Pacífico tropical están rezagadas a los cambios en el océano. Las anomalías en los vientos del este en los niveles bajos continúan sobre el Océano Pacífico central. Las anomalías en los vientos del oeste en los niveles altos fueron evidentes sobre la mayoría del Pacífico. La convección persistió suprimida sobre el centro del Pacífico tropical, mientras que la convección aumentada fue observada sobre Indonesia. Colectivamente, el sistema acoplado océano-atmósfera fue consistente con ENSO-neutral.

Los pronósticos IRI más recientes favorecen la continuación del ENSO-neutral hasta la primavera, con El Niño formándose durante el verano 2023 y persistiendo hasta el otoño. En contraste, el consenso de los pronosticadores favorece ENSO-neutral hasta el verano 2023, con probabilidades elevadas de que luego se desarrolle El Niño. Las probabilidades más pequeñas de El Niño en contraste a la predicción de los modelos se debe a que los pronósticos del ENSO hechos en primavera son menos precisos, y también la atmósfera del Pacífico sigue bastante consistente con el estado más frío tipo La Niña. Sin embargo, es posible que un calentamiento más fuerte cerca de Sudamérica pudiera presagiar una evolución más rápida hacia El Niño y esto será vigilado muy de cerca.  En resumen, La Niña ha culminado y se espera que continúen condiciones de ENSO-neutral hasta la primavera y temprano en el verano 2023 del Hemisferio Norte . FIN

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA

emitida por el CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS  

    9 de febrero de 2023

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Se espera que comiencen condiciones de ENSO-neutral durante los próximos meses, persistiendo hasta la primavera y temprano en el verano del Hemisferio Norte.

            A pesar de que La Niña débil persistió durante enero, las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) continuaron debilitándose aún más a través del Océano Pacífico ecuatorial. Los índices semanales más recientes de El Niño estuvieron cerca de -0.5ºC, con la excepción del Niño-1+2 que estuvo en +0.1ºC. Justo como en la superficie, la temperatura anómala negativa de la subsuperficie continuó debilitándose, con temperaturas de subsuperficie por encima del promedio expandiéndose hacia el este a la profundidad y cerca de la superficie en el este del Pacífico . Las anomalías en los vientos del este en los niveles bajos continuaron, pero estuvieron confinadas al oeste y centro del Pacífico. Las anomalías en los vientos del oeste en los niveles altos fueron evidentes sobre el este-central del Pacífico. La convección persistió suprimida sobre el oeste y centro del Pacífico tropical mientras que convección aumentada fue observada sobre el oeste de Indonesia. En general, el sistema acoplado océano-atmósfera continuó reflejando La Niña.

Los pronósticos IRI más recientes indican una transición a ENSO-neutral durante los próximos meses. El consenso de los pronosticadores está grandemente en acuerdo. Se espera que prevalezca ENSO neutral durante la primavera y temprano en el verano. Existe una probabilidad en aumento de El Niño en el pronóstico a largo plazo, aunque la incertidumbre sigue siendo alta por la barrera de predicción de primavera, la cual está asociada con poca exactitud en el pronóstico. En resumen, se espera ENSO-neutral comenzando dentro de los próximos meses y que persista durante la primavera y temprano en el verano del Hemisferio Norte.

FIN

                 

12 de enero de 2023

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Se espera una transición de La Niña a ENSO-neutral durante la temporada de febrero a abril 2023. Para la primavera del Hemisferio Norte (marzo-mayo 2023), la probabilidad de ENSO-neutral es de 82%.

            Durante diciembre, las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio se debilitaron un poco a través del Océano Pacífico ecuatorial. Todos los índices semanales más recientes de El Niño estuvieron entre -0.7ºC y -0.8ºC. La temperatura anómala de la subsuperficie también se debilitó sustancialmente, pero temperaturas de subsuperficie por debajo del promedio persistieron cerca de la superficie y a la profundidad en el este del Pacífico ecuatorial. Sin embargo, las anomalías de la circulación atmosférica a través de Océano Pacífico tropical no se debilitaron significativamente. Las anomalías en los vientos del este en los niveles bajos y de los vientos del oeste en los niveles altos prevalecieron a través de la mayoría del Pacífico ecuatorial. La convección persistió suprimida sobre el oeste y centro del Pacífico tropical mientras que aumentada sobre Indonesia. En general, el sistema acoplado océano-atmósfera continuó reflejando La Niña. Los pronósticos IRI más recientes indican que La Niña pasará a ENSO-neutral durante el invierno 2022-23. Es interesante, que los modelos dinámicos indican una transición más rápida (enero-marzo) que los modelos estadísticos (febrero-abril). Al momento, el consenso de los pronosticadores favorece a los modelos estadísticos, con una transición a ENSO-neutral en la temporada de febrero a abril 2023. Las anomalías sostenidas de la circulación atmosférica y el debilitamiento de la onda oceánica Kelvin no apoya una transición inminente. Sin embargo, la menor precisión durante tiempos de transición, y cuando las predicciones son en la primavera, significa que la incertidumbre permanece alta. En resumen, se espera una transición de La Niña a ENSO-neutral durante la temporada de febrero a abril 2023.

Las columnas azules representan La Niña y las columnas rojas, El Niño. Vemos la desaparición de La Niña durante el otoño 2023 y una aparición de El Niño en la primavera 2023.

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

8 de diciembre de 2022

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Se espera que continúe La Niña durante el invierno, con probabilidades iguales de La Niña y ENSO-neutral durante enero-marzo 2023. En febrero-abril 2023, existe un 71% de probabilidad de ENSO-neutral.

            Las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio persistieron a través del centro y este del Océano Pacífico ecuatorial durante el mes pasado. Todos los índices semanales más recientes de El Niño estuvieron cerca de -1.0ºC, con la excepción de El Niño-1+2 cual estuvo a -0.5ºC . En noviembre 2022, las anomalías negativas de temperaturas de la subsuperficie se debilitaron, reflejando una expansión hacia el este de temperaturas de subsuperficie por encima del promedio en el oeste y centro del Pacífico. Las anomalías en los vientos del este en los niveles bajos y de los vientos del oeste en los niveles altos fueron evidentes a través de la mayor parte del Pacífico ecuatorial durante este mes. El patrón de convección continuó mostrando convección suprimida sobre el oeste y centro del Pacífico tropical y aumentada sobre Indonesia. En general, el sistema acoplado océano-atmósfera continuó reflejando La Niña.

Los pronósticos IRI más indican que La Niña persistirá durante el invierno 2022-23. Para el promedio de los modelos dinámicos, se favorecen condiciones ENSO-neutral en enero-marzo 2023, con los modelos estadísticos mostrando la transición a ENSO-neutral ocurriendo en febrero-abril 2023. El consenso de los pronosticadores, cual también considera el Conjunto Multi-Modelo Norteamericano (NMME por sus siglas en inglés), está dividido en si La Niña o ENSO-neutral prevalecerán durante enero-marzo 2023. Independientemente, existe confiabilidad alta en que ENSO-neutral surgirá durante la primavera del hemisferio norte. En resumen, se espera que La Niña continúe durante el invierno, con probabilidades iguales de La Niña o ENSO-neutral durante enero-marzo 2023. En febrero-abril 2023, existe un 71% de probabilidad de ENSO-neutral.

FIN

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                        

10 de noviembre de 2022

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Existe un 76% de probabilidad de La Niña durante el invierno del hemisferio norte (diciembre-febrero) 2022-23, favoreciendo una transición a ENSO-neutral en febrero-abril 2023 (57% de probabilidad).

            Las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) estuvieron por debajo del promedio a través del centro y este del Océano Pacífico ecuatorial durante el mes pasado. Todos los índices de El Niño estuvieron cerca de -1.0ºC, con la excepción de El Niño-1+2 cual estuvo a -1.8ºC. Desde avanzado el mes de julio de 2022, las anomalías negativas de temperaturas de la subsuperficie han sido persistentes, reflejando el patrón estacionario de temperaturas por debajo del promedio a través del Océano Pacífico oriental. Para el promedio mensual, las anomalías en los vientos del este en los niveles bajos y de los vientos del oeste en los niveles altos fueron evidentes a través de la mayor parte del Pacífico ecuatorial. Sin embargo, en la semana pasada, los vientos alisios en los niveles bajos se debilitaron asociados a la variabilidad tropical sub-estacional. La convección permaneció suprimida sobre el oeste y centro del Pacífico tropical y aumentada sobre Indonesia. En general, el sistema acoplado océano-atmósfera continuó reflejando La Niña.

Los pronósticos IRI más recientes para la región de SST del Niño-3.4 indican que La Niña persistirá hasta el invierno 2022-23 del hemisferio norte y luego hará la transición a ENSO-neutral en febrero-abril 2023. El consenso de los pronosticadores, cual también considera el Conjunto Multi-Modelo Norteamericano (NMME por sus siglas en inglés), está de acuerdo con el momento de la transición. El debilitamiento reciente de los vientos alisios sugiere que las SSTs por debajo del promedio estarán cerca de su mínimo, aunque una incertidumbre considerable permanece sobre cuan gradual la anomalía irá decayendo. En resumen, existe un 76% de probabilidad de La Niña durante el invierno 2022-23 (diciembre-febrero) del hemisferio norte, favoreciendo una transición a ENSO-neutral en febrero-abril 2023 (57% de probabilidad.

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

13 de octubre de 2022

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Existe un 75% de probabilidad de La Niña durante el invierno del hemisferio norte (diciembre a febrero) 2022-23, con probabilidad de 54% para ENSO-neutral en febrero-abril 2023.

            Las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) estuvieron por debajo del promedio a través del centro y este del Océano Pacifico ecuatorial durante septiembre. La mayoría de los índices del Niño disminuyeron durante el pasado mes, con los índices semanales más recientes entre -0.8ºC y -1.6ºC. Por los pasados meses, las anomalías negativas de temperaturas de la subsuperficie se mantuvieron mayormente sin cambios, reflejando la persistencia de temperaturas por debajo del promedio a través del Océano Pacífico oriental. Las anomalías en los vientos en los niveles bajos del este y de los vientos del oeste en los niveles altos prevalecieron sobre la mayor parte del Pacífico ecuatorial. La convección permaneció suprimida sobre el oeste y centro del Pacífico tropical y aumentada sobre Indonesia. En general, el sistema acoplado océano-atmósfera continúa reflejando La Niña.

Los pronósticos IRI más recientes para la región de SST del Niño-3.4 indican que La Niña persistirá hasta el invierno 2022-23 del hemisferio norte y luego transicione a ENSO-neutral en enero-marzo 2023. El consenso de los pronosticadores para este mes favorece una transición un poco más tardía al ENSO-neutral, durante febrero-abril 2023, lo que es consistente con el Conjunto Multi-modelos de Norte América más reciente (NMME, por sus siglas en inglés). Sin embargo, predecir el momento de transición es retante y continúa existiendo incertidumbre en cuánto más pudiera perdurar La Niña. En resumen, existe un 75% de probabilidad de La Niña durante el invierno 2022-23 (diciembre-febrero) del hemisferio norte, con un 54% de probabilidad de ENSO-neutral en febrero-abril 2023.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA emitida por el

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

8 de septiembre de 2022

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Se favorece que continúe La Niña a través del invierno 2022-23 del Hemisferio Norte, con un 91% de probabilidad en septiembre-noviembre, disminuyendo a un 54% de probabilidad en enero-marzo 2023.

            Durante agosto, las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) persistieron por debajo del promedio a través del centro y este del Océano Pacifico ecuatorial. Las anomalías más amplias fueron evidentes en las regiones del Niño-3.4 y Niño-4, con los valores semanales más recientes alcanzando -0.8ºC y -1.1ºC, respectivamente. Las anomalías negativas de temperaturas de la subsuperficie se mantuvieron sin mucho cambio durante el mes, reflejando el dominio de temperaturas por debajo del promedio a través del Océano Pacífico oriental. Las anomalías en los vientos en los niveles bajos del este y de los vientos del oeste en los niveles altos persistieron sobre la mayor parte del Pacífico ecuatorial. La convección y la lluvia permaneció suprimida sobre el oeste y centro del Pacífico tropical y aumentada sobre Indonesia. En general, el sistema acoplado océano-atmósfera continúa reflejando La Niña.

Los pronósticos IRI más recientes para la región de SST del Niño-3.4 indican que La Niña persistirá hasta el invierno 2022-23 del Hemisferio Norte. Hay una diferencia interesante entre los modelos dinámicos versus los estadísticos, con los estadísticos indicando que La Niña persistirá por más tiempo, hasta enero-marzo 2023. Al momento, el consenso de los pronosticadores se inclina con los modelos estadísticos, aunque todavía existe mucha incertidumbre sobre cuánto tiempo prevalecerá La Niña y cuando pasará a ENSO-neutral (56% de probabilidad de que pase a ENSO-neutral durante febrero-abril 2023). En resumen, se favorece que La Niña continúe a través del invierno 2022-23 del Hemisferio Norte, con un 91% de probabilidad en septiembre-noviembre, disminuyendo a un 54% de probabilidad en enero-marzo 2023.

FIN

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA

emitida por el CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

11 de agosto de 2022

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Se espera que continúe La Niña, con la probabilidad de La Niña disminuyendo gradualmente de 86% en la próxima temporada a 60% durante diciembre-febrero 2022-23

            Durante el pasado mes, las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio se expandieron a través del centro y este del Océano Pacifico ecuatorial. Los índices semanales del Niño indicaron un enfriamiento nuevo, con los índices del Niño-3.4 y Niño-4 alcanzando -1.0ºC. Las anomalías de temperaturas de la subsuperficie también disminuyeron rápidamente en el pasado mes, reflejando el resurgimiento de temperaturas de superficie de mar por debajo del promedio a través del este-central del Océano Pacífico debido al afloramiento de una onda Kelvin propagándose hacia el este. Las anomalías en los vientos en los niveles bajos del este y de los vientos del oeste en los niveles altos persistieron sobre la mayor parte del Pacífico ecuatorial. La convección y la lluvia permaneció suprimida sobre el oeste y centro del Pacífico y aumentada sobre Indonesia . En general, el sistema acoplado océano-atmósfera permanece consistente con la continuación de La Niña.

Los promedios de pronósticos IRI más recientes para la región de SST del Niño-3.4 pronostican que La Niña persistirá durante el invierno 2022-23 del Hemisferio Norte. El consenso de los pronosticadores, suplementado con los modelos más recientes del Conjunto Multi-modelos de Norteamérica (NMME, por sus siglas en inglés), concuerda que La Niña es el escenario más probable durante el otoño e invierno. Mientras que la mayoría de los modelos del NMME sugieren que La Niña transicionará a ENSO-neutral de enero-marzo 2023, los pronosticadores están divididos en esta solución resultando en probabilidades iguales para esta temporada. En resumen, se espera que continúe La Niña, con las probabilidades de La Niña disminuyendo gradualmente de 86% en la próxima temporada a 60% durante diciembre-febrero 2022-23.

FIN

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR (ENSO, por sus siglas en inglés)

DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA

emitida por el CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

14 de julio de 2022

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Se favorece que La Niña continúe hasta 2022 con las probabilidades de que La Niña disminuya en el Hemisferio Norte a fines del verano (60% de probabilidad en julio-septiembre de 2022) antes de aumentar durante el otoño del Hemisferio Norte y principios del invierno de 2022 (62-66% de probabilidad).

            Durante junio, las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio se debilitaron a través de la mayor parte del centro y este del Océano Pacífico ecuatorial con las SSTs regresando a niveles cercanos al promedio en el este-central del Pacífico , como reflejan los índices de El Niño, los cuales fluctuaron de -0.4ºC a -1.2ºC durante la pasada semana.  Las anomalías de temperaturas de la subsuperficie (promediadas entre 180º-100ºW y 0-300m de profundidad) estuvieron ligeramente positivas en junio. Las temperaturas en la sub-superficie por debajo de lo normal persistieron cerca de la superficie hasta ~75m de profundidad a través del este del Océano Pacífico, con temperaturas por encima del promedio en la profundidad (~100 m a 200 m) en el oeste y centro del Océano Pacífico. Las anomalías en los vientos del este en los niveles bajos prevalecieron en el oeste y centro del Pacífico ecuatorial, mientras que las anomalías de los vientos del oeste en los niveles altos continuaron sobre la mayor parte del Pacífico ecuatorial. La convección permaneció suprimida sobre el oeste y centro del Pacífico y aumentó sobre Indonesia. En general, el sistema acoplado océano-atmósfera fue consistente con las condiciones de La Niña.

Los promedios de pronósticos IRI/CPC más recientes para la región de SST del Niño-3.4 ahora pronostican que La Niña persistirá durante el invierno 2022-23 del Hemisferio Norte. El consenso de los pronosticadores también predice que La Niña persistirá durante el resto del 2022, con probabilidades de que la Niña se mantenga en 60% o más hasta principios del invierno. Las probabilidades mas bajas ocurren durante los próximos meses con un 60% de probabilidad de La Nina y un 39% de probabilidad de ENSO-neutral durante julio-septiembre de 2022. Posteriormente, las probabilidades de La Niña aumentan ligeramente durante el otoño y principios del invierno. En resumen, se favorece que La Niña continúe hasta finales del 2022, con las probabilidades de que La Niña disminuya hacia finales del verano en el Hemisferio Norte (60% de probabilidad en julio-septiembre 2022) antes de aumentar durante el otoño y principios del invierno de 2022 del Hemisferio Norte (62-64% de probabilidad; oprima Consenso del Pronóstico de CPC/IRI para la probabilidad de cada resultado en periodos de 3-meses). Esta discusión es un esfuerzo consolidado de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), el Servicio Nacional de Meteorología de NOAA y sus instituciones afiliadas. 

FIN

DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA emitida por el CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

9 de junio de 2022

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Aunque se favorece que La Niña continúe, las probabilidades de La Niña disminuyen tarde en el verano del Hemisferio Norte (52% de probabilidad en julio-septiembre 2022) antes de que aumente levemente en el otoño y temprano en invierno 2022 del Hemisferio Norte (58-59% de probabilidad).

            Durante mayo, las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio persistieron a través de la mayoría del centro y este del Océano Pacifico ecuatorial. Sin embargo, las anomalías negativas de SST se debilitaron durante el mes pasado, como se vio reflejado por los valores de los índices del Niño que fluctuaron desde -0.6ºC a -0.9ºC durante la pasada semana. Las anomalías de temperaturas de la subsuperficie (promediadas entre 180º-100ºW y 0-300m de profundidad) también se debilitaron con los valores acercándose a cero. Las temperaturas bajo el promedio en la sub-superficie  persistieron cerca de la superficie hasta por lo menos ~75m de profundidad a través del centro y este del Océano Pacífico, con temperaturas sobre el promedio continuando a una profundidad (~100 m a 200 m) en el oeste y centro del Océano Pacífico. Las anomalías en los vientos en los niveles bajos del este prevalecieron en el este-central del Pacífico ecuatorial, mientras que las anomalías en los vientos del oeste en los niveles altos continuaron sobre la mayor parte del Pacífico ecuatorial. La convección estuvo suprimida sobre el oeste y centro del Pacífico y aumentó débilmente sobre partes de Indonesia. En general, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó la continuación de La Niña. Los promedios de pronósticos IRI/CPC más recientes para la región de SST del Niño-3.4 pronostican que La Niña persistirá durante el invierno 2022-23 del Hemisferio Norte. Esto actualmente está en gran acuerdo con el consenso del pronóstico este mes, lo que también predice que La Niña continuará hasta el invierno. Sin embargo, está claro que las recientes anomalías observadas atmosféricas y oceánicas se han debilitado y se anticipa que continúe hasta el verano. La incertidumbre permanece sobre si La Niña pudiera hacer transición a ENSO-neutral durante el verano, con los pronosticadores prediciendo un 52% de probabilidad de La Niña y un 46% de probabilidad de ENSO-neutral durante julio-septiembre 2022. Luego de esta temporada, se pronostica que habrá un enfriamiento, con La Niña favorecida durante el otoño y temprano el invierno. En resumen, aunque se favorece que condiciones de La Niña continúen hasta finales del año, las probabilidades de La Niña disminuyen tarde en el verano del Hemisferio Norte (52% de probabilidad en julio-septiembre 2022) antes de que aumente levemente en el otoño y temprano en invierno 2022 del Hemisferio Norte (58-59% de probabilidad.

FIN

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR emitida por el

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

14 de abril de 2022

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Se favorece que continúe La Niña hasta el verano del Hemisferio Norte (~59% de probabilidad durante junio-agosto 2022), con un 50-55% de probabilidad hasta el otoño.

            Durante marzo 2022, continuó La Niña con temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio a través del centro y este del Océano Pacifico ecuatorial . En la pasada semana, todos los índices del Niño de la región estuvieron entre -0.7ºC a -1.1ºC .  Las anomalías de temperaturas de la subsuperficie (promediadas entre 180º-100ºW y 0-300m de profundidad) disminuyeron y estuvieron negativas durante todo el mes  debido a la expansión de temperaturas por debajo del promedio desde la superficie hasta 200 metros de profundidad en el Océano Pacífico ecuatorial este-central. Para el promedio mensual, los anomalías en los vientos en los niveles bajos del este prevalecieron a través del Pacífico centro y oeste y las anomalías del oeste en los niveles altos permanecieron sobre el Pacífico este-central. La convección suprimida fue significativa alrededor de la Línea de Cambio de Fecha y estuvo aumentada sobre Filipinas y el sureste de Asia . En general, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó la continuación de La Niña.

Los promedios de pronósticos IRI/CPC más recientes para la región de SST del Niño-3.4 pronostican una transición a ENSO-Neutral durante el verano del Hemisferio Norte. Este mes, el consenso de los pronosticadores predicen que los valores del índice Niño-3.4 se debiliten hasta el verano, pero permanezcan por debajo del umbral de La Niña (valores del Niño-3.4 iguales o menores a -0.5ºC).  El cambio en el consenso del pronóstico a favorecer levemente la continuación de La Niña es mayormente basado en las corridas recientes de los modelos del Conjunto Multi-Modelo de Norte América (NMME, por sus siglas en inglés) y el acoplamiento persistente océano-atmósfera, que permanece bastante fuerte para esta época del año. Mientras que se favorece levemente La Niña hasta el otoño, todavía permanece una cantidad considerable de incertidumbre, debido a la probabilidad combinada de 45-50% de ENSO-neutral o El Niño de julio a septiembre en adelante.  En resumen, se favorece que continúe La Niña hasta el verano del Hemisferio Norte (59% de probabilidad durante junio-agosto de 2022), con un 50-55% hasta el otoño (oprima Consenso del Pronóstico de CPC/IRI para la probabilidad de cada resultado en periodos de 3-meses).

FIN

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA emitida por el

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

10 de marzo de 2022

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Se favorece que continúe La Niña hasta el verano del Hemisferio Norte (~53% de probabilidad durante junio-agosto 2022), con un 40-50% de probabilidad de La Niña o ENSO-neutral luego.

            Las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio se fortalecieron en febrero de 2022 a través del centro y este-centro del Océano Pacifico ecuatorial. En particular, el índice semanal del Niño-3.4 disminuyó de -0.6ºC a inicios de febrero a -1.1ºC en la última semana, mientras que las SSTs en otras regiones estuvieron entre -0.6ºC y -1.3ºC en la última semana. Las anomalías de temperaturas de la subsuperficie (promediadas entre 180º-100ºW y 0-300m de profundidad) estuvieron cerca de cero, a medida que el calentamiento asociado a la onda Kelvin descendente se fue atenuando. Las temperaturas por debajo del promedio se han expandido cerca de la superficie y a profundidad cerca de ~150 ºW. Las anomalías atmosféricas tropicales se fortalecieron durante el mes pasado, con la extensión de vientos del este en los niveles bajos aumentados a través del Pacífico ecuatorial y las anomalías de vientos del oeste permanecieron cerca del este central y este del Océano Pacífico.  La convección suprimida se fortaleció alrededor de la Línea de Cambio de Fecha. En general, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó un debilitamiento de La Niña. Los promedios de pronósticos IRI/CPC para la región de SST del Niño-3.4 continúan indicando una transición a ENSO-neutral durante la primavera del Hemisferio Norte. Este mes, el consenso de los pronosticadores favorecen un decaimiento más lento de La Niña debido a la renovación reciente del acoplamiento océano-atmósfera, el cual contribuyó a un pronóstico más frío a corto plazo de varios modelos climáticos de última generación. Para el verano y después, existe una incertidumbre amplia en cuanto al estado del ENSO; sin embargo, los pronosticadores se inclinan hacia un índice negativo del Niño-3.4 incluso si el índice no alcance el umbral de La Niña. En resumen, se favorece que continúe La Niña hasta el verano del Hemisferio Norte (53% de probabilidad durante junio-agosto de 2022), con un 40-50% de probabilidad de La Niña o ENSO-neutral luego.

FIN

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR (ENSO, por sus siglas en inglés)

DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA

emitida por el

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

10 de febrero de 2022

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Es probable que condiciones de La Niña continúen a través de la primavera del Hemisferio Norte (~77% de probabilidad durante marzo-mayo 2022) y que haga la transición a ENSO-neutral (~56% de probabilidad durante mayo-julio 2022).

            Las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio disminuyeron en enero de 2022, aunque las anomalías se mantuvieron negativas en gran parte del este central y este del Océano Pacifico ecuatorial. La mayoría de los índices de ENSO semanales se mantuvieron entre -0.5ºC y -1.0ºC en la última semana, excepto el índice del Niño-4, que fue de -0.2ºC . En contraste, las temperaturas de la subsuperficie (promediadas entre 180º-100ºW y 0-300m de profundidad) tendieron a estar cerca del promedio durante el mes. Este gran cambio en las últimas semanas reflejó la progresión hacia el este de una onda Kelvin descendente, como lo indica la extensión de las temperaturas de la subsuperficie por encima del promedio en gran parte del Pacífico . Las temperaturas de la subsuperficie por debajo del promedio se limitaron al este del Océano Pacífico para finales del mes.  Para el promedio del mes, los vientos ecuatoriales en los niveles bajos estuvieron cerca del promedio en gran parte del Pacífico, mientras que las anomalías en los vientos del oeste en los niveles altos permanecieron sobre el este central del Océano Pacífico. La convección por debajo del promedio se fortaleció cerca y al oeste de la Línea de Cambio de Fecha, mientras que la convección estuvo cerca del promedio en Indonesia. En general, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó un debilitamiento de La Niña. Los promedios de pronósticos IRI/CPC para la región de SST del Niño-3.4 continúan indicando una transición a ENSO-neutral durante la primavera del Hemisferio Norte. Debido a que los vientos alisios del este se han fortalecido recientemente y se pronostica que continuarán a corto plazo, el consenso de los pronosticadores favorece los modelos que sugieren una disminución más lenta de La Niña durante la primavera. Sin embargo, todavía se anticipa que ENSO-neutral regrese para el verano del Hemisferio Norte, aunque la probabilidad no supera el 57% durante junio-agosto de 2022, lo que refleja la incertidumbre asociada con la barrera de previsibilidad de la primavera. En resumen, es probable que La Niña continúe en la primavera del Hemisferio Norte (77 % de probabilidad durante marzo-mayo de 2022) y luego haga la transición a ENSO-neutral (56 % de probabilidad durante mayo-julio.

FIN

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA emitida por el

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

13 de enero de 2022

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Es probable que condiciones de La Niña continúen a través de la primavera del Hemisferio Norte (~65% de probabilidad durante marzo-mayo 2022) y que haga la transición a ENSO-neutral (~51% de probabilidad durante abril-junio 2022).

            En diciembre de 2021, las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio, a través del centro y este del Océano Pacífico ecuatorial estuvieron consistentes con etapa avanzada de La Niña. Con la excepción de la región más al oeste Niño-4, que se calentó a -0.4ºC a finales de diciembre, los otros índices de El Niño estuvieron entre -0.9ºC y -1.4ºC durante la semana pasada. Las temperaturas de la subsuperficie por debajo del promedio se debilitaron un poco al este de la Línea de Cambio de Fecha, reflejando un movimiento lento hacia el este de las anomalías positivas en las temperaturas, en las profundidades, desde el oeste hacia el centro del Océano Pacífico. Sin embargo, las temperaturas en la subsuperficie por debajo del promedio aún dominaban el este del Pacífico desde ~200m de profundidad hasta la superficie. Anomalías en los vientos del este en los niveles bajos y anomalías en los vientos del oeste en los niveles altos prevalecieron sobre el este-central y este del Océano Pacífico. La convección aumentada persistió cerca de Indonesia y al oeste del Pacífico, mientras que la convección permaneció suprimida sobre la Línea del Cambio de Fecha. En general, el sistema océano-atmósfera reflejó una etapa avanzada de La Niña.

            Los promedios de pronósticos IRI/CPC para la región de SST del Niño-3.4 continúan indicando que La Niña hará una transición a ENSO-neutral durante la primavera del Hemisferio Norte. El consenso de los pronosticadores este mes favorece la continuación de La Niña hasta marzo-mayo 2022, con una transición de ENSO-neutral ocurriendo en abril-junio 2022 (51% de probabilidad). Luego se espera ENSO-neutral persistiendo hasta el verano del hemisferio norte, aunque las probabilidades no exceden 57% (para mayo-julio 2022), lo que es consistente con los pronósticos con alta incertidumbre hechos hasta la primavera. En resumen, es probable que La Niña continúe hasta la primavera del Hemisferio Norte (67% de probabilidad durante marzo-mayo 2022) y que luego haga la transición a ENSO-neutral (51% de probabilidad durante abril-junio; oprima Consenso del Pronóstico de CPC/IRI para la probabilidad de cada resultado en periodos de 3-meses).

FIN

ACTUALIZADO AL 11 DE DICIEMBRE 2021

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

9 de diciembre de 2021

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Es probable que condiciones de La Niña continúen a través del invierno 2021-22 del Hemisferio Norte (~95% de probabilidad) y haga la transición a ENSO-neutral durante la primavera de 2022 (~60% de probabilidad durante abril-junio).

            En noviembre, La Niña fue reflejada en las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio, extendiéndose a través del Pacífico ecuatorial. En la semana pasada, todos los valores de los índices de El Niño estuvieron entre -0.7 ºC a -1.2 ºC, con las anomalías más amplias ocurriendo en la región extrema del este de El Niño-1+2 y El Niño-3.4. Las temperaturas de la subsuperficie por debajo del promedio se debilitaron un poco comparado al mes pasado, pero las temperaturas anómalas negativas continuaban extendiéndose a través del centro y este del Océano Pacífico, hasta ~200m de profundidad. Persistieron anomalías en los vientos del este en los niveles bajos y en los vientos del oeste en los niveles altos sobre partes del Pacífico ecuatorial. La convección y lluvia estuvo mejorada sobre Indonesia, y la convección estuvo suprimida a través del centro y oeste del Pacifico ecuatorial. Ambos ídices, El Índice de Oscilación del Sur y el Índice de Oscilación Ecuatorial del Sur estuvieron más positivos que el mes anterior.  En general, el sistema océano-atmósfera estuvo consistente con condiciones de La Niña.

            Los promedios de pronósticos IRI/CPC para la región de SST del Niño-3.4 indican que La Niña continuará hasta la temporada de febrero-abril 2022. El consenso de los pronosticadores anticipa la transición a condiciones de ENSO-neutral en algún punto durante la primavera del Hemisferio Norte, con probabilidades de La Niña bajando a menos de 50% después de marzo-mayo 2022. La probabilidad de La Niña moderada disminuyó un poco desde la actualización del mes pasado, pero todavía hay un 59% de probabilidad de que el índice de El Niño-3.4 llegue a un valor de menos de   -1.0ºC para la temporada de noviembre 2021-enero 2022. En resumen,  se espera que condiciones de La Niña continúen durante el invierno 2021-22 del Hemisferio Norte (~95% de probabilidad) y que haga la transición a ENSO-neutral durante la primavera 2022 (~60% de probabilidad durante abril-junio.

ACTUALIZADO AL 11 DE NOVIEMBRE 2021

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS                           

y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

11 de noviembre de 2021

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Es probable que condiciones de La Niña continúen a través del invierno 2021-22 del Hemisferio Norte (~90% de probabilidad) y hasta la primavera 2022 (~50% de probabilidad durante marzo-mayo).

            Las condiciones de La Niña se fortalecieron el mes pasado, con temperaturas de superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio en el Pacífico ecuatorial. En la semana pasada, los valores de los índices de El Niño estuvieron entre -0.7 ºC a -1.0 ºC, con las anomalías más frías en la región de El Niño-3.4 . Las temperaturas de la subsuperficie por debajo del promedio (promediadas desde 180-100ºW) estuvieron aproximadamente en la misma amplitud que para este momento en el mes pasado , y se reflejó la prevalencia de temperaturas por debajo del promedio en el este del Océano Pacífico . Se observaron anomalías nuevamente en los vientos del este en los niveles bajos y en los vientos del oeste en los niveles altos sobre partes del Pacífico ecuatorial. La convección tropical estuvo suprimida cerca y al oeste de la Línea de Cambio de Fecha y levemente aumentada sobre Indonesia . El Índice de Oscilación del Sur y el Índice de Oscilación Ecuatorial del Sur permanecieron positivos.  En general, las condiciones del sistema océano-atmósfera estuvieron consistentes con condiciones de La Niña.

            Los promedios de pronósticos IRI/CPC para la región de SST del Niño-3.4 favorecen que La Niña continúe hasta la temporada de enero-marzo 2022 . El consenso de los pronosticadores también anticipa que La Niña persista por más tiempo, potencialmente regresando a condiciones de ENSO-neutral durante abril-junio 2022. El índice de El Niño-3.4 tiene un 66% de probabilidad de alcanzar un valor de menos de -1.0ºC durante noviembre 2021-enero 2022, pero solo un 14% de probabilidad de estar por debajo de -1.5ºC. Por lo tanto, en su pico, se favorece La Niña con intensidad moderada. En resumen,  se espera que condiciones de La Niña continúen durante el invierno 2021-22 del Hemisferio Norte (~90% de probabilidad) y hasta la primavera 2022 (~50% de probabilidad durante marzo-mayo; oprima Consenso del Pronóstico de CPC/IRI para la probabilidad de cada resultado en periodos de 3-meses).

FIN

ACTUALIZADO AL 14 DE OCTUBRE 2021

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de La Niña

Sinopsis: Se han desarrollado condiciones de La Niña y se espera que continúen con una probabilidad de 87% de La Niña en diciembre 2021-febrero 2022.

            En el pasado mes, se han desarrollado condiciones de La Niña, como es indicado por las temperaturas de superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio en el Pacífico central y este-central. En la pasada semana, los valores de los índices Niño-3.4 y Niño-4 estuvieron entre -0.6 ºC a -0.7 ºC, respectivamente . Los índices de el Niño-3 y Niño-1+2 no estuvieron tan fríos, con valores entre -0.3 ºC a 0.1 ºC. Las anomalías negativas de temperatura de subsuperficie (promediadas desde 180-100ºW) se intensificaron significativamente en el pasado mes, ya que se observaron anomalías negativas a profundidad a través de la mayoría del centro y este del Océano Pacífico. Se observaron las anomalías en los vientos del este y las anomalías del viento en los niveles altos del oeste sobre la mayoría del Pacífico ecuatorial. La convección tropical estuvo suprimida cerca y al oeste de la Línea de Cambio de Fecha y aumentada sobre Indonesia, mientras que el Índice de Oscilación del Sur y el Índice de Oscilación Ecuatorial del Sur estuvieron positivos.  En general, las condiciones del sistema océano-atmósfera refleja condiciones de La Niña.

            Los promedios de pronósticos IRI/CPC para la región de SST del Niño-3.4 del mes pasado favorecen que La Niña continúe hasta el otoño e invierno 2021-22. El consenso de los pronosticadores también anticipa que continúe La Niña hasta el invierno, con condiciones de ENSO-neutral predichas a regresar en marzo-junio 2022. Debido al reciente enfriamiento del océano y el acoplamiento a la atmósfera, los pronosticadores ahora anticipan un 57% de una temporada (noviembre-enero) alcanzando -1.0 ºC o menos en el índice del Niño-3.4. Por lo tanto, en su pico, se favorece La Niña de intensidad moderada. En resumen,  se han desarrollado condiciones de La Niña durante y se espera continúen con una probabilidad de 87% de La Niña en diciembre 2021-febrero 2022, con una probabilidad de 70-80% de La Niña durante el invierno del Hemisferio Norte 2021-22 (oprimir Consenso del Pronóstico de CPC/IRI para la probabilidad de cada resultado en periodos de 3-meses).

FIN

ACTUALIZADO AL 09 DE SEPTIEMBRE 2021

CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS  y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

9 de septiembre de 2021

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Vigilancia de La Niña

Sinopsis: Se favorece una transición de ENSO-neutral a La Niña en los próximos meses, con una probabilidad de 70-80% de La Niña durante el invierno del Hemisferio Norte 2021-22.

            En el pasado mes, ENSO-neutral continuó con temperaturas de superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) persistiendo cerca a por debajo del promedio en el Pacífico central y este. En la pasada semana, todos los valores del índice del Niño fluctuaron entre -0.2 ºC a -0.3 ºC. Las anomalías negativas de temperatura de subsuperficie (promediadas desde 180-100ºW) permanecieron estables en agosto, reflejando las temperaturas por debajo del promedio que se extendieron desde la superficie hasta una profundidad de ~250m en el este del Océano Pacífico. Las anomalías en los vientos en los niveles bajos fueron del este sobre el oeste del Océano Pacífico, mientras que las anomalías en los vientos en los niveles altos fueron del oeste sobre el oeste y este central del Pacífico. La convección tropical estuvo suprimida cerca y al oeste de la Línea de Cambio de Fecha y aumentada sobre Indonesia. Dado estas condiciones, el sistema océano-atmósfera refleja al ENSO-neutral, pero tendiendo hacia La Niña.            

Los promedios de pronósticos IRI/CPC para la región de SST del Niño-3.4 del mes pasado favorecen La Niña justo en el borde o débil durante el otoño e invierno 2021-22 (Fig. 6). El consenso de los pronosticadores este mes, sin embargo, favorecen las últimas predicciones de NCEP CFSv2 y el Conjunto de Multi-Modelos Norteamericano, el cual sugiere probabilidades más altas de que surja La Niña. Por el momento, los pronosticadores anticipan que La Niña sea de intensidad débil (el promedio estacional de los valores de los índices del Niño-3.4 entre -0.5 ºC a -0.9 ºC). En resumen,  se favorece una transición desde ENSO-neutral a La Niña durante los próximos meses, con una probabilidad de 70-80% de La Niña durante el invierno del Hemisferio Norte 2021-22.

FIN

ACTUALIZADO AL 30 DE AGOSTO 2021

La Dirección de Meteorología y de Prevención de Riesgos Naturales de la ciudad de Posadas informa: condiciones de La Niña prevalecen sobre el Océano Pacifico. Las temperaturas del Pacifico frente a Sudamérica han disminuido y hacia Oceanía han aumentado. Los vientos del Este también se han intensificado y en general las condiciones de acoplamiento Océano-Atmosfera se condicen con un efecto Niña. Los pronósticos climáticos indican una alta probabilidad de lluvias muy por debajo de lo normal sobre el Litoral, Paraguay y sur de Brasil para el trimestre septiembre a noviembre 2021. Con respecto a las temperaturas, se prevén temperaturas normales y por encima de lo normal.

Predominio de temperatura superficial del mar (TSM) cercana a la normal en el Pacífico
ecuatorial. En la parte sur occidental del Pacífico, se han observado temperaturas
ligeramente más cálidas.
• En las últimas semanas en el Pacífico central se observó un ligero incremento en la
intensidad de los vientos del este (alisios).
• Los pronósticos de TSM para septiembre–noviembre de 2021 sugieren valores bajo lo
normal en el Pacífico central. El escenario más probable está entre condiciones normales e
inicio de condiciones de una La Niña débil.
• Con este escenario, se estiman mayores probabilidades de lluvia bajo lo normal en el sur de
Brasil, Uruguay, parte de Argentina y centro-sur de Chile. Lluvias sobre lo normal se prevén
en el sur de América Central, en la región costera de Colombia, en parte de Venezuela y
norte de Brasil. FUENTE: Centro Internacional de Investigación del Fenómeno de El Niño – CIIFEN – agosto 2021.

ACTUALIZADO AL 8 DE JULIO 2021

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR (ENSO por sus siglas en inglés)

DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA emitida por el CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

8 de julio de 2021

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Vigilancia de La Niña

Sinopsis: Se favorece ENSO-neutral a través del verano del Hemisferio Norte (51% de probabilidad para la temporada de agosto-octubre), con La Niña potencialmente desarrollándose durante la temporada de septiembre-noviembre y prevaleciendo a través del invierno del 2021-22 (66% de probabilidad durante noviembre-enero).

Las temperaturas estuvieron cerca de lo normal a través de la mayoría del Océano Pacífico ecuatorial durante el mes de junio, consistente con condiciones ENSO-neutrales. En la última semana, los índices de El Niño estuvieron cerca de cero, excepto por el índice del Niño 1+2, que fue de +0.3º.  Las anomalías de las temperaturas en la subsuperficie permanecieron levemente positivas (promediado del 180-100ºO) y permaneció estable durante el mes . Sin embargo, en partes del Este del Pacifico, las anomalías en las temperaturas debajo de lo normal regresaron a cerca de la termoclina. Para el mes, los vientos en los niveles bajos y altos estuvieron cerca del promedio a través de la mayoría del Océano Pacífico ecuatorial. La convección tropical estuvo suprimida cerca de la Línea de Cambio de Fecha, pero permaneció mayormente cerca del promedio en los otros lugares . En general, el sistema de océano y atmósfera reflejó condiciones ENSO-neutrales. La mayoría de los modelos en IRI/CPC predicen que continuará ENSO-neutral durante el otoño y el invierno del 2021-22 . Sin embargo, las últimas corridas de los modelos de del NCEP CFSv2, al igual que muchos de los modelos del Conjunto Multi-Modelo Norteamericano, y algunos de los modelos de nuestros socios internacionales indican el comienzo de La Niña durante el otoño del Hemisferio Norte, continuando al invierno del 2021-22. El consenso de los pronosticadores está de acuerdo con estos conjuntos de modelos, notando la tendencia histórica de que un segundo invierno de La Niña sigue al primero.  En resumen, se favorece ENSO-neutral durante el verano y hasta el otoño del Hemisferio Norte (51% de probabilidad para la temporada de agosto-octubre), con La Niña potencialmente desarrollándose durante la temporada de septiembre-noviembre y prevaleciendo a través del invierno del 2021-22 (66% de probabilidad durante noviembre-enero. FIN

ACTUALIZADO 10 DE JUNIO 2021

EL NIÑO/OSCILACIÓN DEL SUR (ENSO por sus siglas en inglés)

DISCUSIÓN DIAGNÓSTICA emitida por el CENTRO DE PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad 10 de junio de 2021 Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Inactivo Sinopsis: Se favorece ENSO-neutral durante el verano del Hemisferio Norte (78% de probabilidad para la temporada de junio-agosto) y otoño (50% de probabilidad para la temporada de septiembre-noviembre).

            Las condiciones de ENSO-neutral continuaron durante el mes de mayo, con temperaturas cerca del promedio en la superficie del mar a través de la mayoría del Océano Pacífico ecuatorial. En la úlitma semana, los índices de El Niño estuvieron en -0.2ºC, excepto el índice de Niño 1+2, que fue de -0.4ºC.  Las anomalías de las temperaturas en la subsuperficie permanecieron positivas, pero disminuyeron levemente debido a debilitamiento de las temperaturas de la subsuperficie sobre el promedio alrededor de la termoclina en el Océano Pacífico central . Las anomalías en los vientos del este en los niveles bajos y del oeste en los niveles más altos se extendieron a través de la mayoría del Océano Pacífico ecuatorial. En la Línea de Cambio de Fecha, la convección tropical estaba mayormente sobre el promedio, y el aumento en lluvia era evidente sobre el oeste del Océano Pacífico. En general, el sistema océano y atmósfera reflejó condiciones de ENSO-neutral. La mayoría de los modelos en IRI/CPC predice que continuará ENSO-neutral durante el otoño 2021. El consenso de los pronosticadores generalmente acuerda con esta perspectiva de modelos, aunque probabilidades más bajas están asignadas a El Niño durante ese período (permaneciendo a menos de 10%). Para tarde en otoño e invierno, las probabilidades de La Niña aumentan a cerca de 50%, reflejando la tendencia histórica de un segundo invierno de La Niña, siguiendo el primero, y también las predicciones del Conjunto Multi-Modelos de Norte América. Sin embargo, se predice que estas condiciones más frescas existirán para una duración corta (3 temporadas superpuestas) y estas predicciones aun están sobre 6 meses hacia el futuro. En resumen, se favorece ENSO-neutral durante el verano del Hemisferio Norte (78% de probabilidad para la temporada de junio-agosto) y otoño (50% de probabilidad para la temporada de septiembre-noviembre.

FIN

PREDICCIONES CLIMÁTICAS/NCEP/NWS y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad

Traducción cortesía del: NWS-WFO SAN JUAN, PUERTO RICO

13 de mayo de 2021

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia Final de La Niña

Sinopsis: La Niña ha culminado, con probable continuación de condiciones de ENSO-neutral durante el verano del Hemisferio Norte (67% de probabilidad en junio-agosto 2021).  Durante el mes de abril, el Océano Pacífico tropical regresó a condiciones de ENSO-neutral mientras se debilitaba el acoplamiento entre la atmósfera y el océano. Las temperaturas en la superficie del mar estuvieron casi bajo el promedio a través de la mayor parte del Océano Pacífico ecuatorial en el mes pasado.